Ficha de lectura – “La ética del hacker, el espíritu de la información”

Pekka HImanen nos describe en su libro dos modelos con respecto al tratamiento de la información. Uno es el de libre acceso al código fuente, usado por los hackers, quienes ponen a disposición gratuita su creación para que otros la utilicen, pongan a prueba y desarrollen. Este modelo constituye un ideal ético de transparencia y accesibilidad y es poderoso por la ausencia de estructuras rígidas. Fue diseñado para garantizar que a largo plazo sea la verdad la que determine al grupo que evalúa y selecciona las ideas que se pondrán en práctica, y no al revés. Los hackers se oponen al funcionamiento jerárquico por razones éticas como la de que fomenta una mentalidad de humillación de las personas. Por eso en el modelo abierto el estatuto de la autoridad está abierto a cualquiera y se basa solo en el rendimiento y la conservación de los resultados, pero nadie puede conservar el puesto a perpetuidad.
El modelo abierto es comparable al modelo del bazar descripto por Raymond, en el cual la ideación está abierta a todos y las ideas se confían a otros para ser puestas a prueba desde un principio, lo cual genera una multiplicidad de puntos de vista y permite beneficiarse de las críticas en un proceso autodepurador de errores. Puede también compararse al modelo de la academia, que demostró ser el modo más satisfactorio de generar conocimiento científico.
En oposición Himanen describe el modelo cerrado, que clausura la información y es autoritario. Cualquier otro uso al planteado por su creador es “no autorizado”. Este modelo no admite tener iniciativa ni el ejercicio de la crítica que permite la autocorrección. Es equiparable al modelo de la catedral propuesto por Raymond, en el cual una persona o grupo reducido de gente planea todo por adelantado y en el cual los fundamentos de las ideas no pueden cambiarse.
Pekka Himanen propone el desarrollo del modelo que llama de la Academia Red, como modelo de aprendizaje abierto, en continuo estado de evolución, creado por los propios hackers. Crearía un todo interrelacionado que abarcaría desde el estudiante principiante hasta al mas destacado investigador. Cada hito de aprendizaje enriquecería a los demás.
El modelo abierto del hacker podría transformarse en un modelo social. Internet podría utilizarse como un medio para organizar recursos en un modelo de libre acceso a los recursos

Lucila Pesaro