Nunca Fuimos Modernos – La escisión moderna

En el mundo moderno tanto analistas como pensadores, periodistas y tomadores de decisiones se han empeñado en dividir al mundo en dos “categorías puras”: Naturaleza (concerniente a los conocimientos exactos) y Cultura (relativo al ejercicio del poder). Estas prácticas de “purificación crítica” están en el centro mismo del ser moderno y tienen su origen en el nacimiento de la modernidad, cuando Boyle y Hobbes se disputaban la distribución de los poderes científicos y políticos. Estos dos científicos según Latour “inventan nuestro mundo moderno, un mundo en el cual la representación de las cosas por intermedio del laboratorio está disociada para siempre de la representación de los ciudadanos por intermedio del contrato social

Estas dos categorías se hallan de hecho totalmente mezcladas en la realidad y forman lo que Latour llama “híbridos”, madejas donde se entremezclan temáticas como ciencia, política, economía, derecho, religión, etc. Este fenómeno se plasma claramente en los diarios, donde día a día estos aspectos se encuentran embrollados. Por eso para el autor se trata de volver a atar el “nudo gordiano”, atravesando los cortes que separan Naturaleza y Cultura, y para esto introduce la noción de “actor-red” que tiene como finalidad volver a mezclar las entidades humanas y naturales.

Por Camilo Suarez