Ficción globalizada

La globalización puede ser abordada desde varias dimensiones: la economía, la cultura, la política… En Wikipedia  es definida como “un proceso fundamentalmente económico que consiste en la creciente integración de las distintas economías nacionales en un único mercado capitalista mundial”, definición que a su vez se tomó prestada del autor Toni Comin, de su libro “Aldea Global, Justicia Parcial”.

La globalización tiene su propia página web, su hermana Aldea Global titula un cd del compositor de tango electrónico Carlos Libedinsky, etc… Ya se comenzaba a hablar de las aldeas globales con la televisión como su objeto fetiche, a fines de los ’70 y comienzos de los ’80. Se fueron desarrollando, con los años, nuevas tecnologías, siendo la computadora en la década del ’90 el aparato que revolucionó, cambió estructuralmente la vida de la población mundial. Nuevos conceptos empiezan a surgir. Definiciones que intentan explicar un nuevo fenómeno: ciudadano del mundo, internacionalismo, interculturalismo, multiculturalismo… Se habla de un nuevo capitalismo cuyo fin último no es la producción de mercancías sino la creación de significado, el bienestar psíquico y la venta de experiencias; se habla de una nueva era tecnológica digital.

Vicente Verdú (aquí su blog) es uno de los autores que le escriben a la globalización. En su libro “El estilo del mundo. La vida en el capitalismo de ficción” (2003), el autor español doctorado en Cs. Sociales en la Sorbona, habla de un estilo mundial que es homologador, occidentalizado, homogeneizante, macdonalizado: “cada vez menos hay un más allá exótico que nos amenace” (pg. 24). Un “estilo EEUU”, en el que los norteamericanos, dice Verdú, son expertos en convertir un producto en una gran artificio, lo real en un algo fantástico. En este nuevo mundo “la materia de explotación son los turistas y su negocio capital el show” (pg. 41).  Acá un canadiense en Palermo nos cuenta por qué disfruta pasear por el barrio.

Tomando como ejemplo de este fenómeno el barrio porteño de Palermo, tomamos algunas fotos que reflejan esta idea de Verdú sobre cómo “la ciudad trastorna su aspecto para atender a sus visitas”, un caso de ficcionalización en esta nueva época del capitalismo. El propio nombre que se le ha dado a una parte del barrio es un claro ejemplo de esta homologación: Palermo SOHO ha tomado esta desinencia por el gran parecido de la zona respecto al barrio llamado SOHO ubicado en la isla de Manhattan, en la ciudad de New York. Este es el cartel del local Nike en Palermo.

Justamente, la empresa Nike ha hecho lo propio. Es un lugar donde “no solo se trata de vender artículos deportivos”, dice Verdú, “sino de teatralizar (…) la excitante atmósfera del cosmos deportivo”. Es la experiencia, la vivencia lo que importa. Acá la vidriera pintada de Nike y la pared de otro local del barrio.

Otro cambio que destaca Verdú es la migración de trabajadores manuales hacia el campo del marketing, habiendo cobrado esta área un rol decisivo a la hora de vender y diseñar un producto. Como decíamos antes, ya no importa tanto el producto en sí, sino el conjunto de sentidos y sensación que lo rodean. Ya no son sólo zapatillas, ahora lo importante es que ellas te hacen ser verdadero, ser real. Ser. Acá un ejeplo del local Nike.

Todos vivimos al mismo tiempo, deseamos lo mismo, en este nuevo capitalismo que destruye los espacios diversos y propicia el tiempo instantáneo. Tal vez tengan razón los Beatles y seamos todos Nowhere Men. Casualidad o no, encontramos un hombre que hace cuadros con las canciones de los Beatles (Nowhere Man, Yellow Submarine). Dónde si no: en Palermo.

Julieta-Grisel-Esteban

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: