“Constructores de ficción”

Es innegable la integración, ya sin cuestionamientos, de los shoppings en la vida de los

argentinos. Estos proliferan cada vez más en barrios considerados estratégicos como Palermo,

Caballito, Abasto.
Funcionan como uno de los principales mecanismos para construir el capitalismo de la

posmodernidad o “capitalismo de ficción”.
En esta especie de burbuja denominada shopping, los límites del espacio y del tiempo se

borran, el afuera se desvanece y deja de representar el peligro.
Este fenómeno, que reemplaza a la ciudad en todos sus aspectos, es concebido como una

especie de refugio frente al caos urbano, brinda a su público un espacio encantado en el que

los ruidos ensordecedores, los malos olores, el extremo frío o agobiante calor, el

desordenado desplazamiento de la multitud, y sobre todo el hecho de mezclarse con otras

clases sociales; dejan de ser un problema para un minúsculo sector de la sociedad. En estas

condiciones de máximo confort, las personas encuentran en el shopping la calidez del hogar

que genera un clima placentero en el cual se insertan en este nuevo capitalismo.
Sin embargo, las demás fracciones sociales no quedan excluidas de esta mini-ciudad, pero la

diferencia está en el uso que éstas le dan. Este mundo mágico sólo puede ser mirado y

soñado, y en ocasiones excepcionales adquirido. Se es parte del público como consecuencia de

no contar con una realidad limpia y sobre todo segura a todas horas. La mayoría de las veces

el shopping es visitado los fines de semana siendo considerado un lugar de recreación y

paseo que generalmente se basa en acceder sólo a los servicios del imprescindible patio de

comidas, sumado a admirar y desear aquello que quizás nunca logren comprar.
El ejemplo que define más claramente al capitalismo de ficción es el de Las Vegas, esta

especies de espejismo en medio del desierto tiene la capacidad de generar una pérdida de la

noción del tiempo y del espacio debido al mágico espectáculo que significa. De manera

similar, los shoppings también crean esta fantasía atrapando a través de su propia realidad,

construida por las innumerables propuestas de vender felicidad mediante las grandes marcas

como Kosiuko, Prune, McDonalds, Garbarino, Musimundo, Sacoa, etc.
Parecería que a este estadío del capitalismo le “convendría” mantener entretenidos y

divertidos a sus actores y protagonistas para generar así buenos clientes y ciudadanos con

una cuota de felicidad suficiente para impulsarlos a ser parte del público del shopping. Al

igual que en Las Vegas, una vez dentro de esta lógica ficticia desaparece fácilmente de la

memoria  la geografía urbana, ya sea que sea que el escenario se encuentre en medio del

desierto o rodeado por una gran avenida, o por una autopista con una villa miseria abajo.
Los shoppings son iguales en el Argentina y en la China, por lo que en cualquier país del

mundo constituye un lugar conocido y familiar más allá de ni siquiera hablar el mismo

idioma. El lenguaje en este pequeño universo está regido por las marcas de las empresas. Los

puntos de referencia son universales: logotipos, siglas, letras, etiquetas, no requieren que

sus intérpretes estén afincados en ninguna cultura previa o distinta a la del mercado.
En conclusión, la verdadera importancia de los shoppings reside en su capacidad de construir

nuevos hábitos, nuevas costumbres, en crear cultura. El shopping refleja la crisis del

espacio público para construir sentidos y hace que la gente se adecue a funcionar en él.
El capitalismo de ficción desprende a la realidad de la peste de lo real, constituye una

“realidad formateada” y controlada, la cual es imposible no asociar inmediatamente con esta

réplica de lo real con lo “fantástico” que es el shopping.
 Carla Puchini y Sofía Rojas

*Ver fotos en el tumblr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: