La vida ficticia de Puerto Madero

Según Vicente Verdú, “(…) el nuevo capitalismo no está aquí para avasallar sino para hacer amigos. No espera obtener los mejores beneficios de ser temido sino de ser encantador.” ¿No es ésta, acaso, la sensación que tenemos al recorrer las calles del glamoroso barrio de Puerto Madero? Los altísimos rascacielos de vidrios espejados, las construcciones de ladrillo rojo que combinan antigua y nueva arquitectura, el famoso “Puente de la Mujer”, el tranvía, la vista al río y otros elementos de “la buena vida” se combinan para construir un lugar mágico, donde todo es felicidad y entretenimiento, pero que es ficcional, irreal. “La posmodernidad, como el capitalismo de ficción, tiende a la combinación, la superposición, el collage, y esto es justamente el mejor Estados Unidos”, dirá Verdú al respecto. Bien sabemos que, a veces, una imagen vale más que mil palabras… veamos entonces el siguiente video para reconocer esta “realidad formateada” con aspecto natural.

Hasta aquí tuvimos un primer acercamiento al paisaje de este lugar. Pero miremos con más atención: restaurantes clásicos de EE.UU, como T.G.I. FRIDAY’S o HOOTERS, edificios de Microsoft, IBM, Movistar… Casi no se ven palabras en español. Por otro lado, vemos diversos lugares de entretenimiento y recreación, pero todos ellos de un nivel poco accesible para “cualquiera”: el Casino Flotante, boliches “top”, el Opera Bay, el Hotel Hilton. “Ahora, en el capitalismo de ficción, sin eludir atributos de otras épocas, la condensación urbana se ofrece como un artilugio recreativo o aventurero, dispuesto para el entretenimiento.” (Ver fotos en el Tumblr)

Análizándolo desde esta perspectiva, resulta evidente que el caso de Puerto Madero se ajusta perfectamente a las características derivadas del capitalismo de ficción. El fin es producir una realidad “mejorada” donde lo importante es el bienestar psíquico de las personas, la diversión y el glamour que se traducen en una serie de productos estandarizados provenientes de EE.UU. Aquí la gente vive alienada, no tiene conciencia de que la “realidad real”, por decirlo de alguna manera, no tiene absolutamente ninguna similitud con la “realidad ficticia” y seductora en la que se encuentran inmersos. Mientras tanto, el Imperio Occidental se sigue fortaleciendo y estableciendo su hegemonía cada vez más sobre los lugares más remotos en los que uno pueda pensar.

Verdú afrima que “El máximo desafío de Estados Unidos como del nuevo capitalismo en general es no hacerse notar en cuanto tales y transmutarse en una atmósfera ineludible y ‘natural’.” Y a juzgar por las imágenes que pudimos ver en este trabajo, parece que lo está logrando sin ninguna dificultad…

Romina Banega

Daniel Feliciani

Mariana Zito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: