“Nunca fuimos Modernos” de B. Latour (Informe de lectura)

Bruno Latour, nació en el año 1947 en Beaune. Después de realizar estudios sobre el terreno de África y California, se especializó en el análisis de los científicos e ingenieros en el trabajo. Estudioso de las conexiones entre sociología, historia y economía de las técnicas, ha dedicado numerosos trabajos a la innovación técnica y sus dinámicas, la gestión de la investigación, la cultura científica y la filosofía del medioambiente. En la actualidad, es profesor de Ciencias políticas en la Universidad de París y también vicepresidente de investigación de esa Institución.

(En esta página se puede observar mas información sobre la vida y las obras de Latour: http://translate.google.com/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.bruno-latour.fr/biography.html&sa=X&oi=translate&resnum=2&ct=result&prev=/search%3Fq%3Dbruno%2Blatour%26hl%3Des).

Latour en su ensayo sobre antropología simétrica: “Nunca fuimos modernos”, abre el debate sobre la idea de modernidad.

Lo moderno se define como la idea de lo asimétrico; que designa un quiebre en el pasaje regular del tiempo (paso del tiempo), y un combate en el que hay vencedores y ganadores (pelea entre antiguos y modernos). La modernidad es fundadora de la división entre naturaleza-cultura, siendo estas como esferas independientes; es decir son estudiadas por separadas (se toman como visiones opuestas). El punto esencial de la constitución moderna es volver invisible e impensable el trabajo de mediación que reúne a los híbridos, aunque estos no se dejaron de crear (siempre existieron y se siguen multiplicando).

De esta manera, Latour desarrolla la idea de “red” para hacer referencia de que la separación que trata de realizar la modernidad entre lo natural y social/cultural tienen el mismo carácter y pueden ser mezcladas, pero nadie estudia simétricamente a los políticos y científicos, porque cuando se dibuja ese espacio simétrico se deja ser moderno ya que no existiría una separación. Entonces se pregunta ¿Es nuestra la culpa, si las redes son a la vez reales como la naturaleza, narradas como el discurso, colectivas como la sociedad? Pone el ejemplo: Nuestros pobres redes son como los kurdos apropiados por los iraníes, los iraquíes y los turcos que, caída la noche, atraviesan las fronteras, se casan entre ellos y sueñan con una patria común extraída de los tres países que los desmenbran. Por lo tanto, se le puede brindar a la naturaleza posibilidades políticas; como en el caso del agujero de la capa de ozono en la Antártida, que puede ser estudiada y analizada desde una mirada científica como política; es decir, se rompe la idea de “separación” y se volcaría hacia la idea de “red”.

(En esta página se hace mencion a la idea del ser moderno relacionándolo con diferentes aspectos de la vida de hoy, salió publicada en la Revista Ñ de Clarín: http://www.revistaenie.clarin.com/notas/2008/04/05/01643684.html )

Este informe de lectura fue realizado por Aleman Gloria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: